La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado países libres de malaria a Argelia y Argentina. Esta certificación se entrega cuando un país puede demostrar que no existe transmisión autóctona de la enfermedad durante al menos 3 años consecutivos.

La malaria sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo. Se estima que en 2017 se produjeron 219 millones de casos y más de 400 000 muertes por esta enfermedad. 

La certificación de Argelia es de gran importancia pues este es el segundo país de África en ser oficialmente reconocido como libre de malaria, después de Mauricio en 1973. Argentina es el segundo país de las Américas después de Paraguay que lo recibió en junio de 2018.

Ambos países proporcionaron diagnóstico y tratamiento gratuitos dentro de sus fronteras, para asegurar que nadie se quedara atrás en la obtención de los servicios que necesitaban para prevenir, detectar y curar la enfermedad.

“Argelia y Argentina han eliminado la malaria gracias al compromiso inquebrantable y la perseverancia de las personas y los líderes de ambos países”, dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS.

“Su éxito sirve como modelo para otros países que trabajan para acabar con esta enfermedad de una vez por todas”, agregó.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *