Redacción de Tánger.-Infomarruecos/Conacentomarroquí

 El Papa Francisco aceptó el viernes (24 de mayo) la dimision del arzobispo de Tánger, Santiago Agrelo Martínez, conocido por su lucha por los derechos de los refugiados e inmigrantes

La oficina de prensa de la Santa Sede anunció que el Papa ha aceptado la dimision de Santiago Agrelo, de 76 años, jefe de la diócesis marroquí de Tánger durante doce años. El nombre de su sucesor no ha sido anunciado todavía.

El arzobispo español había renunciado hace dos años, pero solo ahora el Papa ha aceptado su retiro, dice RenelDigital.org. Una decisión esperada, que se produce después del histórico viaje del Papa a Marruecos a finales de marzo. Por el momento, el Papa deja el asiento vacante en espera del nombramiento del nuevo Arzobispo en la ciudad del Estrecho, Tánger, Marruecos, que tendrá lugar después de una conversación con los Franciscanos (que siempre han sostenido las riendas de la Iglesia de Tánger), recuerda a los medios especializados. Mientras tanto, será el arzobispo de Rabat, Cristóbal López, quien administrará la sede.

“Después de terminar mi servicio como obispo de esta iglesia, felizmente regreso a la obediencia a mis superiores religiosos”, indica el clérigo, agradeciendo “al pueblo marroquí y las autoridades de este país” que han “Recibido durante estos doce años, fue tratado con respeto, con cordialidad, con familiaridad” y le permitió “sentirse más en este país bendecido por Dios”.

El prelado de origen gallego (noroeste de España) es conocido por su lucha por los derechos de los refugiados e inmigrantes y ha hablado repetidamente contra las políticas contra la inmigración impuestas en Europa, dice ReligionDigital.

“Mi mayor preocupación como arzobispo es el respeto por los derechos de los migrantes. Me imagino en su lugar, sin poder mirar atrás, sin poder avanzar al unirme a Europa y sin derechos, aquí. No es habitable”, dijo en una conferencia de prensa en Rabat a principios de marzo, antes de la visita papal. En particular, se refirió a la devolución de los migrantes el verano pasado en “las ciudades” y “los bosques”, así como a la caliente represión de menores extranjeros no acompañados (MENA) en los enclaves españoles de Ceuta y Melilla y Posible establecimiento de un acuerdo entre España y Marruecos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *