Proyecto de Autonomía: Más que el mejor, es el único

Por Saad Sahli – (Colegio de abogados de Rabat)

La preeminencia de la iniciativa marroquí de autonomía en sus provincias del Sur, exige una verdadera implicación de Argelia para encontrar una solución política definitiva a este diferendo regional. Cualquier lectura del texto de la resolución 2351 adoptada por el Consejo de seguridad de naciones Unidas, desemboca en la iniciativa o

propuesta marroquí de una autonomía en el Sahara. El resto sería una desesperada interpretación de lo que, ya a estas alturas, nadie lo contempla. 
A través de su delegado adjunto ante el organismo mundial, Estados Unidos calificó hace dos días esta propuesta marroquí de “seria, creíble y realista”.
¿Qué es lo que queda? Desde el punto de vista del derecho internacional solo quedan efímeros sueños de hegemonía y de expansión de Argelia que, dicho sea de paso, han hecho que este prefabricado problema dure ya más de cuatro decenios. Al proponer una tan valiente y generosa iniciativa, nosotros en Marruecos lo hacemos pensando primero en las poblaciones, en los campamentos argelinos de Tinduf objeto de todas las injusticias y humillaciones y luego en la paz y la estabilidad regionales, indispensables para impulsar la complementariedad magrebí.

Otra cosa serían los estrechos cálculos del régimen argelino que no han conducido a ninguna parte y que van desmoronándose en todas las organizaciones y organismos mundiales. Tras la adopción de la resolución 2351 sobre el Sahara solo queda para Argelia el sentido común y una revisión de las causas y motivaciones que han conducido a tan largo drama humano.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *